Los mitos de las Altas Capacidades

Lamentablemente las altas capacidades es un tema muy desconocido y que no se está tratando de forma adecuada.

Existen muchos prejuicios que limitan el entendimiento de la sociedad en general  y de los colegios en particular. Todo ello sólo va en detrimento de nuestros hijos, que son los que lo van a terminar pagando.

Es lamentable que si unos padres ven que si su hijo tiene habilidades para jugar al futbool eso se vea como algo fabuloso que hay que potenciar, porque quizás en un futuro su hijo se convierta en el próximo Messi o Cristiano Ronaldo.

Pero sin embargo, si tu hijo destaca intelectualmente, eso debe ocultarse porque puede ser señalado por los demás, retrasando así su desarrollo y negándole oportunidades que podrían convertirle en el próximo Stephen Hawking o el próximo Steve jobs.

Y me dirás, «Es que mi hijo no va a llegar a ser Stephen Hawking», bueno a lo mejor el de tu vecino no va a llegar a ser Messi, sin embargo, sus padres dedican mucho tiempo a que entrene e incluso ya está federado.

Realmente no se trata de que llegue a ser famoso o que destaque, sino a que se realice como persona, a que tenga oportunidades, a que no se le paralice intelectualmente, simplemente, a que entrene sus capacidades y adquiera habilidades que le van a ser útiles para su futuro.

Por eso te dejo aquí , de la mano de Javier Tourón, los mitos que siguen rodeando las Altas Capacidades y el desarrollo del talento.

Pocos campos hay tan investigados como el de las altas capacidades y el desarrollo del talento.

Es muy abundante la investigación que se produce cada año, generalmente en lengua inglesa. Sin embargo, parece que los avances no llegan fácilmente a los profesores, legisladores y demás personas interesadas. Esto se puede afirmar así porque es lo único que justifica el gran número de prejuicios y concepciones erróneas sobre un asunto de tanta trascendencia para el sistema educativo, para las familias y el propio desarrollo social.
En esta Openclass podrás ver algunos de los principales mitos y sus consecuencias, tratando de ofrecer alguna claridad e ideas prácticas sobre el tema.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *